El senderismo: disciplina que une cultura, deporte y medio ambiente

El ser humano desde tiempos pasados ha tenido la necesidad de integrarse al medio natural que lo rodea, como una forma de disfrutar plenamente de patrimonios nativos que ofrece el planeta. Incluso, la exploración de dichos patrimonios y del medio ambiente es la favorita de muchos para salir de la rutina, escapando de las grandes ciudades y su consecuente ruido, estrés y población.

Sin embargo, las personas suelen pensar en algunos riesgos que tendría el explorar paisajes y terrenos desconocidos, sobre todo si es la primera vez que van hacerlo, entrando allí el término de senderismo y un sinfín de ventajas que están relacionadas con dicha disciplina, la cual posee ya una buena organización en la mayoría de los países y ciudades del mundo.

Qué es el senderismo

Concretamente, el senderismo es una especialidad de montañismo no competitivo que se realiza sobre infinidad de terrenos, teniendo como característica principal que los espacios a explorar se encuentran homologados y balizados por distintos organismos competentes, ya sea de la ciudad y del país en general.

Es decir, el senderismo tiene la ventaja de aportar datos de importancia a la hora de salir a explorar los distintos espacios, como los obstáculos, clima, condiciones, caminos, señalizaciones, entre otras herramientas dispuestas para el senderista.

De hecho, la organización y conocimiento de las rutas previamente homologadas es lo que diferencia el senderismo de otras disciplinas como el excursionismo, en el cual se hacen recorridos y exploraciones no competitivas usualmente a pie, de manera completamente autónoma, con dificultad para el tránsito y en paisajes aislados y completamente desconocidos.

El senderismo y su simbiosis deporte-cultura

Por otro lado, a pesar de que concretamente se define al senderismo como actividad no competitiva, dicha disciplina cuenta usualmente con eventos y competiciones deportivas como clasificaciones, carreras con orden de llegada, contrarreloj, caminatas realizadas, entre otras modalidades de tipo deportiva-competitivas que la convierten en un deporte.

Al ser de este modo, el senderismo une de manera exitosa el deporte con la cultura natural de cada pueblo o región, acercándose así sus practicantes al medio donde viven, convirtiendo al senderismo en una actividad multipropósito que permite conocer patrimonios, como viven los habitantes de un terreno determinado, así como el intercambio de culturas y saberes.

Incluso, que la población se acerque al patrimonio y al medio ambiente que lo rodea para hacer deportes, resulta en la razón principal de porque los organismos gubernamentales se interesan en investigar, recorrer y homologar los distintos caminos y terrenos disponibles en cada región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *