Los senderos homologados y el equipo del senderista

El senderismo es aquella actividad deportiva no competitiva (siendo de competencia en algunas ocasiones) en la cual se recorren caminos, terrenos y senderos de una ciudad o región específica, para conocer su cultura y adentrarse en el medio ambiente. Asimismo, el senderismo tiene como ventaja que dichos terrenos a explorar se encuentran ya homologados o balizados anteriormente.

En detalle, la homologación quiere decir que los distintos tramos se encuentran identificados en lo que respecta a obstáculos, topografía del terreno, señalización, entre otras descripciones que le permiten la aprobación gubernamental, de acuerdo a cada país y su legislación para que sea recorrido por senderistas, usualmente aportando buena seguridad y calidad de recorrido.

Por ejemplo, entre las características de los terrenos homologados para senderismo se busca que sea apto para la mayoría de la población, ser transitable todo el año, la recuperación y uso de vías antiguas sobre nuevas, que el terreno o paisaje tenga interés cultural, etnográfico, histórico y ambiental, así como no precisar conocimiento técnicos para recorrer y no tener desniveles.

De hecho, la homologación y balizaje de los terrenos y caminos para senderismo es lo que lo diferencia de otras disciplinas como el excursionismo, en la cual las exploraciones se hacen en caminos o vías desconocidas, siendo de más interés para muchos por dicha razón pero también de más riesgo.

El equipo a usar para el senderista

Por otra parte, un senderista debe hacer uso de un equipo que le permita tener a la mano todo lo que necesita, con el menor peso y mayor portabilidad posible, así como también le provea protección y comodidad en cuanto a todas las partes de su cuerpo, sobre todo si son recorridos de media y larga distancia.

Por ejemplo, el calzado debe ser siempre de suela antideslizante, de corte bajo para evitar torceduras y muy cómodos y ligeros. En relación a la vestimenta, la ropa depende del recorrido a realizar pero siempre es recomendable usar prendas que cubran las extremidades, como pantalones largos o de manga larga para evitar picaduras de insectos, así como vientos fríos.

También, se recomienda el uso de gorra o sombrero, gafas para proteger del sol y el viento y el uso de pañuelos. En relación al equipo de accesorios, el senderista debe contar con una mochila que le permita llevar cantimplora, recipientes para comida, radio, navaja multiuso estilo suiza, cuerdas, silbato, linterna, fósforos, así como también mapas, brújulas y crema protectora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *