El espectáculo de hielo y piedra que tiene El Chaltén

La gloria mundial del senderismo se encuentra en la Patagonia Argentina, un verdadero paraíso  natural sacado de un cuento de hadas que se encuentra marcado por sus imponentes picos de piedra, sus bosques y lagunas con impresionantes glaciares, todo esto lo tiene el pequeño pueblo de El Chaltén.

Fundado en 1985 a los pies del Cerro Fitz Roy, una majestuosa elevación de 3.405 metros sobre el nivel del mar, cada año atrae a cientos de amantes del senderismo que encuentran en este lugar un verdadero espectáculo de caminos inigualables.

El Chaltén se ha convertido en una parada obligatoria para quienes visitan el Parque Nacional de Los Glaciares, que invitan a los visitantes a quedarse por varios días para disfrutar y explorar a fondo estos maravillosos paisajes con una red de senderos que van desde el pueblo hasta la alta montaña y se internan en los cerros para llegar a las lagunas y glaciares.

Estas tierras fueron ocupadas durante miles de años por los pueblos Tehuelches, que se dedicaban a la caza, siendo posible aún observar rastros de estos hombres y mujeres fuertes en pequeños campamentos o cuevas decoradas con algunas impresionantes pinturas rupestres.

La entrada al Parque Nacional Los Glaciares desde El Chaltén es gratuita pero cuenta con estrictas medidas de seguridad y comportamiento para los visitantes de esta imponente y sagrada reserva natural, dentro de las cuales destacan la prohibición de fumar, salvo en algunos campamentos habilitados, al igual que está prohibido el ingreso de animales domésticos y la obligación de traer de vuelta la basura generada.

Cualquier actividad que vaya en contra de las especies nativas que habitan la zona o que ponga en peligro el equilibrio ecológico de la zona será seriamente sancionada, pues aunque los guardaparques de El Chaltén sean sumamente cordiales y profesionales con los senderistas son bastante rigurosos con los infractores o con quienes sospechen de serlo.

Deja un comentario