evitar el daño en las articulaciones al practicar senderismo

Consejos para evitar el daño en las articulaciones al practicar senderismo

Uno de los deportes que tiene mayor contacto con la naturaleza es, sin duda, el senderismo, el caminar por caminos abiertos, agrestes y destapados, son en verdad una aventura fascinante, sin embargo, si no se está preparado para su práctica se pueden sufrir serias lesiones que pueden afectar las articulaciones.

El senderismo proporciona a la salud, grandes beneficios, al ser este un ejercicio aeróbico cuya función no es otra la activación laboral del sistema circulatorio, así como también pone a trabajar al aparato respiratorio; sumado al hecho de que ayuda también a la tonificación de todos los músculos de las piernas, pero si se practica de manera desmesurada puede traer consecuencias graves. 

Consejos a tomar en cuenta

Lo principal que se debe tomar en cuenta es realizar el senderismo de manera escalonada, es decir, ir subiendo de nivel y de dificultad en la medida en que ya todo el cuerpo está tomando la fuerza y la tonicidad necesaria para tal fin, y de ese modo se va preparando poco a poco al cuerpo y sobre todo a las piernas y por ende a las articulaciones a mayores retos. 

Es aconsejable también que el senderista uso el calzado adecuado, pues el caminar por montañas y caminos rústicos no tiene el mismo impacto en el cuerpo que si el ejercicio se realizara en terreno llano, por lo tanto, si no lleva la indumentaria apropiada en vez de disfrutar del paisaje, será un verdadero calvario. 

Si bien es cierto que pueden haber muchos mas consejos, el primordial es la realización de una actividad de calentamiento previa a emprender el ascenso al sendero, esto va a permitir que todo el cuerpo se encuentre a tono y reduce de manera importante la posibilidad de padecer a posterior de algún  tipo de lesión muscular.