Cuencas hidrográficas

Una cuenca hidrográfica es un único sistema de drenaje natural rodeada de un terreno alto, también se puede decir que una cuenca hidrográfica es terreno el cual toda el agua que cae en ella, converge en un único punto en un terreno bajo correspondiente a la salida de la cuenca, en la cual toda el agua que surge de allí se une a un río, un mar, un lago o al océano.

Cabe destacar que muchos ríos tienen sus propias cuencas hidrográficas drenando así toda una superficie de terreno, debido a que son los principales sistemas naturales que cumplen con la recolección y transporte de agua, inclusive de sedimentos.

Las cuencas hidrográficas varían en su tamaño, podrían ser tan pequeñas o tan grandes que pueden abarcar amplias regiones de un país, debido a que se pueden prolongar hasta muchos kilómetros cuadrados, esto gracias a que una cuenca no solo cuenta con un río, también puede conectar con otros cuerpos de agua con mayor o menor abundancia.

Es importante destacar que las cuencas hidrográficas están encargadas de la recolección y transporte de agua y sedimentos de los ríos. La cantidad del flujo de agua depende de la cantidad de lluvias que se presenten, inclusive de la forma del terreno.

Tipos de cuenca hidrográfica

  • Cuencas hidrográficas de los ríos: son las áreas drenadas por ríos y sus afluentes.
  • Cuencas estructurales: Se forman a partir de desplazamientos de placas tectónicas.
  • Cuencas oceánicas: Ocurren a causa de las grandes depresiones que contienen los océanos del mundo.
  • Cuencas lacustres: Son cuencas que se presentan en valles bloqueados por obstáculos como escombros, rocas y otros materiales, impidiendo el paso del agua, y formando así lagos.
  • Cuencas sedimentarias: Están compuestas por capas de rocas y de material orgánico, cuya depresión tiene una forma alargada.